16 de agosto de 2014

Reconocimiento

Llega ése momento
en que todo sentimiento
busca liberarse,
En un desarmarse.

Meditas que de pronto, 
la tinta empieza a desaparecer, 
las manos se descontrolan, 
buscas un método nuevo y eficaz,
un método para los sentimientos que se fugan.  

Empiezas a despedir de tu cuerpo, 
fragilidad, a perder la cordura 
a caer en la mejor de las coherencias... La locura. 

Y de pronto...
Empieza a brillar en ti ése destello,
tranquilidad después de desgastar
el recuerdo con la tinta,
que tiene como fin reconocerte a ti mismo.

Tu propia melodía,
comienza a tener ritmo con los latidos, 
con los pensamientos, 
empieza esa paz... 

Todo está a tiempo,
en su lugar, en tu cuerpo, 

en tu mente...
La inspiración empieza a correr en tu dedo pulgar, 
tus manos ya no se pueden controlar... 
Lo descubres, te descubres y renaces de las cenizas, como el ave fénix.

La frecuencia de tus latidos,
empieza a danzar con las memorias, 
la energía empieza a fluir
con el camino hacia tus sonrisas

Te haz encontrado.

4 de febrero de 2014

Se busca... (¿?)

Y llega el mes del amor, y con éstas fechas... Ésta melancolía, añoranza, no sé como llamarle, ¿sentimientos encontrados? Y de pronto me puse a pensar... ¿Cuál es mi arquetipo de prospecto?
Y debo confesar que por un momento ni yo lograba descifrar cual es, era o será.

Pero, se busca ésa persona que, tenga las alas rotas pero que aún así se atreva a volar, sin saber realmente su destino, ésa persona que no quiera venir a cambiar mi mundo sino que quiera ser parte de él, que me dejé entrar en sus días, pero que no me convierta en su única verdad.

Se busca aquél que sepa que amor no es pertenencia, es permanencia, ésa persona que sepa la diferencia de ser pareja y de ser propietario, alguien que suba mi adrenalina con un "hola", que desordene mis ideas y sentimientos, antes de buscar desordenar mi cuerpo, aquel que antes de huir ante los problemas sepa que cuenta conmigo, no sólo como pareja sino como amiga, mujer y cómplice.

Aquel que no tenga sólo ojos para mí, sino que sólo yo entré en su corazón, que sepa querer lentamente, que me vaya descifrando poco a poco, que incremente mi necesidad de escribirle poesía y que no la lea por compromiso sino porque realmente quiera hacerlo.

Ése que este consciente de que el amor se prepara de a dos, aquel que no busque ser perfecto... Sino real, quien se enamoré de mis demonios porque ésos acompañan mis virtudes, quien tenga el valor de convertirse en mi lugar favorito y de correr el riesgo de descubrir toda ésta maraña de letras, pensamientos y sentimientos que el día de hoy soy y que a pesar de todas las inseguridades, miedos, dudas, problemas, sonrisas, abrazos... Quiera permanecer.

Y sé que tal vez, no lo encuentre gracias a éstos versos, pero quién sabe, tal vez tú que estás leyendo esto te identifiques con mi arquetipo. 

Se busca aquel que quiera compartir ésa locura que todos llaman amor.

5 de diciembre de 2012

A pesar que nunca leerás esto...

Siendo tú quien nunca leerá todo lo que podría escribir por ti, para bien o para mal, siempre sigues siendo la musa de este pobre soñador...

¡Jajajaja! Reía yo siendo el maldito demente atrapado en el manicomio de la habitación del presente. 


No importa cuanto te piense, cuanto te anhele ahora más que nunca está claro que en cada paso y está nueva ventana para fotografiar la vida, admirar todo lo que pudo ser creado en tu compañía y sólo tenemos el cuadro de la herida olvidada.

Heme aquí escribiendo por ti, con dolor y destrozando el ego que me llevo a alejarte de mi lado. Ahora no solo te pienso, eres inspiración y motivo de la perla que ahora albergo en mi pecho sin que tu sepas de este sentir.

Te libero de mí, de todos mis males, de mi mal genio. De esos días donde puedo más que seguir con tu recuerdo, del odio de mi cumpleaños, de no saber de como regalarte algo que no se pierda en el pasado y lo añores por todo el año para amarlo el doble al recordarlo.

Te libero de mi desengaño, de tu karma, de está contradicción que presento.

Te libero de mis llamadas que te saben a autocompasión, de mis enredos, de mi mal aspecto, de mi mal gusto al comprarme la ropa, de mi cabello mal peinado...

Te dejo libre para que me dejes, sabiendo que no me quieres más a tu lado a pesar de que verás lejos y cada día me quieras menos.

Duele en el alma, golpea mi corazón y daña todo lo bueno que podías ver en mi que se redujo a la nada.

Duele como el infierno, quema como el hielo esta necesidad de ti y liberarte por que a pesar de todo no puedo dejar de amarte y -por eso mismo- debo liberarte...

Te amo y debo dejarte ir a ese camino que tu deseas. Sólo espero algún día me dejes contigo estar contemplando un ocaso y meditar en la luna llena para dormir después de un trago... Sólo algún día.